Qué es

Mi Ciudad es un emprendimiento tecnológico en el que se desarrolló una herramienta para digitalizar el canal de reclamos de las empresas de servicios.

El objetivo es generar un único canal, y no uno más, para que las empresas gestionen los reclamos y los usuarios puedan tener a todas las empresas en una misma plataforma y en un mismo formato, simplemente con el mismo usuario y contraseña.

¿ Para quiénes?

Para los municipios que deseen agilizar y resolver mejor el canal de reclamos.

 ¿En qué fase del proyecto está el desarrollo? 

Se está terminando el prototipo de Android.

Falta robustecer un poco la web, que va a ser fundamental. Está muy claro cómo debiera ser la la plataforma desarrollada pero falta hacerla funcionar. iOS quedará es para más adelante.

En este momento hay tres personas dedicadas a la programación, todos ellos estudiantes. Y hay dos personas trabajando el modelo de negocio con el asesoramiento de Impulso.

El plan es que en octubre o principios de noviembre tener aunque sea el prototipo web y Android terminado para poder empezar a salir a venderlo.  De hecho, ya hay municipios que están interesados en la propuesta.

Visión de emprendedor

Según su fundador, Federico Rudolf, emprender “está de moda, es glamoroso, pero no hay que desilusionarse por proyectos que no se dan, hay que saber entender que son pocos los que llegan, que es como llegar a primera en el fútbol, tiene que estar muy bien desarrollada la idea, el producto, el proyecto, el modelo de negocios”. Pero también advierte: “No es solamente sentarse y charlarlo y dedicarle tiempo y plata, porque tampoco lo lográs. Si la idea no va, por más tiempo y dinero que le dediques, no va a llegar a ningún lado. Entonces también hay que saber, que es una parte bastante difícil, como aceptar el fracaso o las críticas que le van haciendo a uno que muchas veces pueden ser constructivas, las miradas distintas al mismo proyecto, porque uno a veces se piensa que tiene que andar, y a veces la realidad te demuestra otra cosa”.

En el futuro, como empresa, nos gustaría desarrollar varios  proyectos; o tener un proyecto que desarrolle proyectos.  Tener una idea factory  propia, que es una idea muy ambiciosa.